De todo un poco

Bienvenidos a De todo un poco.

lunes, 19 de mayo de 2014

El desorden casero

Pocas cosas hay que nos definan también como nuestro hogar,
fiel reflejo de cómo somos y sentimos.Si hasta las plantas de casa están mal si lo estamos nosotras.Tu casa debe ser un auténtico refugio para la calma,libre de trastos y acogedora,donde te sientas segura y acogida.Si tu mente está inquieta una casa ordenada la tranquiliza.

-La clave es desprenderse sin contemplaciones de lo que no nos sirva."Si no lo has usado durante un año o más,fuera!"Al principio si sois como yo cuesta ,pero después se convierte en un placer,que mejora nuestra calidad de vida.
-Demasiados cachivaches acababan por sofocarnos.Según el Zen,cuando una casa tiene lo justo para las bellas y perfectas necesidades,se convierten en un remanso de paz y lugar tetapéutico.

Reconozco que me cuesta desprenderme,pero estoy mejor cuando lo hago.A mi me sirve porque me ordena más mi cabeza y por eso intento seguir este principio zen.
Espero que os sirva.


7 comentarios:

  1. Hola Maria Jose..claro que hay que empezar a desalojar la basura de nuestra mente !
    cuando se bota lo inservible, sentimos que fluye..la creatividad.
    Yo prefiero hacer de a poco..como una terapia.
    beso
    feliz semana

    ResponderEliminar
  2. me encantaa desacerme de cosas que no me valen aunque reconozco que a veces , luego tienen su utilidad ya sabes que hago multitud de cosas y al final me acuerdo de aquello que tire pero no importa lo que dices tanto cachivache, es un desorden y al final sin sitio y sin orden no se puede vivir , y tiro lo que entallo a veces lo guardo en el campo que no me estorba para mi vida cotidiana, se que me puede valer, y si estoy mucho mas agusto conmigo y con mis cosas claritas, besssssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Es algo que aunque sé muy bien que hay que deshacerse de todo lo que estorba me cuesta también mucho hacerlo, de vez en cuando si que hago una limpieza y tiro cosas innecesarias pero siempre dejo cosillas que me dan pena y claro ocupan espacio.......ahora ya estoy más mentalizada y estoy a la espera de en unos días hacer limpieza general y deshacerme de todo lo que pueda.Besicos

    ResponderEliminar
  4. ojala pudiera deshacerme de algunas cosas, para mi todo guarda algun recuerdo y me cuesta mucho desprenderme! Besitos

    ResponderEliminar
  5. Hola María José, gracias por tu visita a mi blog.
    Me gusta todo esto de la filosofía Zen, aunque en verdad soy de las que guardan todo, por si me sirve a futuro, o para reciclar, o restaurar, etc. Pero cada tanto tengo el impulso de tirar todo lo que sobra y termino tirando hasta cosas que me sirven...Así que me van a servir de mucho tus consejos para ser más ordenada
    Suerte con el almohadón que querías hacer, besos y ánimo!

    ResponderEliminar
  6. Llevas toda la razón!! Este primavera me dio por ordenar la casa y guardar muchas cosas que estibaban a mi alrededor (fotos de hace mil años, cachivaches que en su momento me encantaron), pero hay que quitarlos para dejar sitio a lo nuevo que vendrá. A lo mejor nos aferramos al buen recuerdo que nos dejó y por eso cuesta desprendernos, como la ropa que sabes ya no te vas a poner esperando vuelva a la moda, pero asocias con momentos felices de tu vida.
    Besososos!!

    ResponderEliminar
  7. Mira la explicación de porqué acumulamos, te va a gustar:
    http://www.mertxepasamontes.com/acumulas-en-exceso.html

    ResponderEliminar