De todo un poco

Bienvenidos a De todo un poco.

martes, 11 de junio de 2013

Los martes meditación

Ayer fue muy distinta la meditación,porque fue
con música oriental y ,aunque dirigida,bailábamos y sobre todo,me reí desde el alma.Porque esa risa hacía tiempo,que no la había experimentado.
Luego pasamos a masajes por parejas,para movilizar la energía y sentirte en el presente,que es la clave de vivir intensamente 
el presente.
Al final la respiración y el silencio absoluto.
El precio es la voluntad.Yo voy a parte a tera-
pia individual con él y me está viniendo fenomenal
Se llama Jose Megías Mondéjar,somos parientes muy lejanos y lo decubrimos
por el apellido tan infrecuente.
Es buen terapeuta,porque es un excelente ser humano y junto a él suencantadora mujer Marisa,que es como él.Entras en su casa y te sientes acogido,no hay artificio.
Semana a semana noto cómo voy cambiando
a la salud ,a escucharme,que nunca lo había hecho y a ser asertiva.
Los que tengáis necesidad acudir y buscar ayu-
da y los que vivan en Murcia está en el Cabezo
de Torres.
La clave está en la sencillez,sin artificio.
Yo creo que esta época tan mala que está pasando España nos está haciendo sufrir
y a la vez es una oportunidad de vida,de vivir de otra manera muy importante.

Vivir modestamente,sin complicarnos la vida,darle un cambio a nuestras ropas
con un pequeño cambio, utilizando la imaginación y nuestras manitas.
Seamos sencillos la sencillez te lleva a contemplar la naturaleza sin necesidad de anteojos.Busca en la sencillez la solución
a todos tus problemas.
Después de la meditación nos fuimos Encarnita ,Loli y yo a tomarnos un refresco,Loli leche merengada y Encarnita y yo horchata.
El calor de la noche nos envolvía ,pero la con-
versación hizo que el tiempo volara.

¿Qué me deparará el día de hoy?Saludaremos lo bueno y lo malo.


4 comentarios:

  1. ¡Bien! Maria José. Lo importante es saber disfrutar con lo que haces por sencillo que sea y sí además ves que te sentando bien para tu paz interior, pues ya es el máximo, porque luego todo lo simplificas, vamos que sabes torearlo mejor, sin tanto agobio, con más aplomo, más seguridad y menos estrés, y eso te da seguridad y te hace ser feliz contigo porque ves que lo estás haciendo bien.
    ¿No crees? Yo pienso que todo es una consecuencia de hechos, es decir, que una cosa te lleva a la otra, pero que hay que trabajarlo, como tú estás haciendo.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  2. Pilar gracias por tu comentario.Efectivamente,cuando practicas esto,te relajas y lo que antes te agobiaba,sigue as´,pero tu actitud ha cambiado.En general todos tenemos problemas,nadie de va de esta vida de rositas y yo estoy aprendiendo a vivir.Estoy de acuerdo en todo tu comentario,pero sobre todo el final que hay que trabajarlo.porque se tiene que convertir en hábito y después modelará tu carácter.Si tu cambias,los que están a tu alrededor también lo hacen,es un trabajo diario,y enseguida notas sus efectos beneficiosos. y las mujeres que llevamos tanta carga,debemos aprender a cuidarnos.Un beso Pilar.

    ResponderEliminar
  3. Pilar he ido a tu blog y uno no lo usas y el otro no logro entrar en el cuerpo del blog.Si te llega este mensaje explícamelo.Yo también me quiero jubilar trabajamos en casa y fuera de ella.Te imaginas jubilarnos a los 67?
    Hay trabajos que sí lo pueden hacer,pero otros acaban contigo.Aguantoformo,es la única medicina.Besitos y espero saber de ti.

    ResponderEliminar
  4. Hola, MARIA JOSE!! Sigo leyendo tus entradas y los coment siguientes. Me ha hecho mucha gracia el Aguntoformo, jajajaja. Como sé que valoras mi opinión, sólo quería decirte que parte de los sufrimientos que padecen mujeres como nosotras que trabajamos doble jornada, laboral y doméstica, es ver todo, y digo TODO, como una carga, una lacra, una OBLIGACIÓN. Y teniendo ese pensamiento tan negativo hacia nuestra persona, esta negatividad invade todo, y nos nubla la razón y el alma. ¿No será más fácil pensar que hacemos esas tareas con entusiasmo para tener un hogar acogedor, para ser reconocidos en nuestro trabajo, en fin, para estar contentas con nosotras mismas? Los problemas, que TODOS tenemos, no deben dominar nuestra vida, no se trata de darles vueltas y no dormir, sino de buscar las soluciones, o creer firmemente que se van solucionar. Al final creo que se trata de una falta de confianza en uno mismo, pues bien es verdad que si yo quiero, yo puedo, no hay vuelta de hoja. Disculpa la parrafada, hija. Veo que vas por el buen camino, hay que aprender a ser egoísta: primero yo y luego los demás. Si no te estás agusto contigo mismo, ¿cómo lo van a estar los demás?
    Besosoosos y a tejer!!!

    ResponderEliminar