De todo un poco

Bienvenidos a De todo un poco.

miércoles, 28 de marzo de 2018

"Naeno un mequelo"

Ya mi pequeña acaba de cumplir 20 hermosas primaveras.Su cumpleaños siempre ha estado cercano a la Semana Santa.Ahora que es toda una mujer,la contemplo dormida y la recuerdo con su mano extendida pidiendo a los nazarenos que procesionaban:"Naeno un mequelo".Sus hermanos solo sacaban su manita,pero ella se hacía ver a gritos,y los nazarenos les daban a los tres.Y yo feliz de verlos a ellos.Ahora me pregunto, cómo yo sola podía manejarme  con la niña en la sillita recién cumplidos los tres años, con otro de 4 y otro de 5 agarrados a ambos lados.¿Cómo lo podía hacer?

Mucha gente se extraña y critica la algarabía de nuestras procesiones.Es difícil de entender si no conoces a los murcianos.
Es que no sólo dan caramelos.A los mayores, también les dan monas con huevo duro,bocadillos, habas.... ( para escándalo del que nos visita).El caso es dar,dar,dar y los que los vemos ,recibir satisfechos.
Dicen que esta costumbre de dar comida viene de que como muchos de los nazarenos venían de la huerta,sus familias se traían comida para pasar el día con sus hijos pequeños,primos,tías,abuelas...
Por ello, la víspera de la procesión, las esposas y madres preparaban provisiones en abundancia para toda la familia: recogían los huevos frescos,  y los ponían a cocer. Amasaban dulces bollos sobre los que colocaban los huevos ya duros y los metían en el horno, elaborando así las típicas "monas con huevo", panecillos,empanadillas y a todo esto añadían las frescas y dulces habas tiernas, recién cogidas esa misma mañana por el huertano, de su propio bancal.
Una vez vestido el nazareno,llenaban los buches o sená con todos los alimentos y andando por la huerta con toda la familia, hacia la ciudad.En Murcia comían en cualquier rincón,mientras que el nazareno se iba a la iglesia.Después buscaban cualquier punto de la carrera procesional para ver el desfile.Dicen que de aquí surgió la costumbre de obsequiar a familiares y a amigos.


Fotos de Semana Santa de Murcia, coloraos con un paso


También cuentan que a nuestro querido cadenal Belluga esta costumbre no le gustaba nada y la prohibió.Y como no se le pueden poner puertas al campo,se llenaron los buches con caramelos,que pasaban desapercibidos.
Hoy en día suelen llevar un par en la mano y casi como si de un juego de magia se tratase,en silencio,de pronto en tu mano tienes un caramelo que un desconocido te ha dado.Porque si es conocido, si te descuidas te da todo lo que lleva!!!!


Esta noche volveré como cada año a ver la del "Silencio".En la que no dan nada.Es majestuosa en su sencillez.Procesionan al Cristo del Refugio ante el que me bautizaron y tomé mi Primera Comunión en la iglesia de San Lorenzo.El año pasado me acompañó mi hija y ahora difruta de esa paz de esta noche de Jueves Santo,viendo al Cristo a su paso por la catedral todo a oscuras y solo se escucha la respiración del que tienes al lado,los tambores y alguna saeta.

Feliz Jueves Santo!!!

1 comentario:

  1. Curiosa y bonita costumbre que de yo estar allí también cogería lo que me diesen.Besicos

    ResponderEliminar